Hospitalizaciones por VSR de bebés con síndrome de Down

Los bebés con síndrome de Down corren riesgo de tener que ser hospitalizados por la infección con el virus sincicial respiratorio (VSR).

El síndrome de Down y otras enfermedades, como las cardiopatías congénitas (CC), son flamantes factores de riesgo de la infección, pero todavía no existen estudios poblacionales en Estados Unidos, según precisa en la revista Pediatrics el equipo del doctor Simoes.

“Hallamos que el riesgo de internación por el VSR en menores de 2 años con síndrome de Down es similar a lo observado en bebés con enfermedad pulmonar crónica y CC”, explicó Simoes, del Hospital de Niños de Colorado, en Aurora.

El experto agregó que el riesgo “llega al segundo año de vida, aun en aquellos sin enfermedad cardíaca”.

El equipo revisó los registros de hospitalizaciones de la Asociación de los Servicios de Salud y Hospitales de Colorado y los nacimientos registrados entre 1995 y el 2006 en el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado.

En total, los autores identificaron 85 internaciones por el VSR en 630 niños con síndrome de Down; 50 casos no tenían factores de riesgo asociados, como CC o prematuridad.

La tasa de internación por infección de las vías respiratorias bajas por el VSR fue de 67 por cada 1.000 niños por año, comparado con 12 por cada 1.000 niños por año de una cohorte “control” de chicos sin síndrome de Down.

Aun ante la ausencia de enfermedades subyacentes, el grupo con síndrome de Down conservó el riesgo más alto de hospitalización de ambos grupos (42 por cada 1.000 niños por año), con infecciones más graves y una mayor necesidad de ventilación mecánica, en especial en los niños más grandes.

Casi el 10 por ciento necesitó ventilación mecánica, comparado con menos del 2 por ciento del grupo de control.

La duración promedio de la internación para el grupo con síndrome de Down fue cuatro días para los menores de 1 año y cinco días para los de entre 1 y 2 años, comparado con tres y dos días, respectivamente, para el grupo de control.

Además, los niños con síndrome de Down tenían más fiebre y respondían mejor a la terapia para dilatar los bronquios que el grupo de control. Sin embargo, necesitaban más broncodilatadores durante la internación que la otra cohorte.

La presentación clínica y el manejo de la infección fueron las mismas en ambos grupos.

El equipo considera que es necesario estudiar las causas de este aumento de las internaciones y cómo prevenirlas, como así también el papel de las deficiencias inmunológicas putativas detrás de la patogénesis de la infección de las vías respiratorias bajas por el VSR en estos pacientes.

“Nuestro estudio sugiere que los menores de 2 años con síndrome de Down, aun sin CC, se beneficiarían (…) con una intervención profiláctica durante la temporada de circulación del VSR”, finalizó Simoes.

 

-Journal of Pediatrics.

 

Proyecto PCNE©
Red Interactiva PCNE©

Derechos Reservados 

Anuncios