Cirugía detiene los ataques en muchos epilépticos

Casi la mitad de los pacientes con epilepsia que son sometidos a una cirugía logran detener sus ataques completamente por al menos 10 años, dijeron científicos el viernes, sugiriendo una alternativa efectiva al costoso y difícil tratamiento con fármacos.

En el primer estudio a largo plazo de pacientes epilépticos post-cirugía, un equipo británico halló que el 82 por ciento no sufría ataques al año siguiente, el 52 por ciento lograba el mismo resultado a los cinco años, al igual que un 47 por ciento después de 10 años.

“Si los ataques no logran ser controlados con medicamentos, ahí es cuando se debe considerar la operación”, dijo John Duncan, del Hospital Nacional de Neurocirugía de la University College London, que lideró el estudio.

“En esas personas, la cirugía tiene una buena probabilidad de detener los ataques”, agregó.

La epilepsia es un desorden cerebral que afecta a alrededor de 50 millones de personas en todo el mundo, incluyendo varios millones de niños jóvenes y adolescentes.

Puede causar ataques recurrentes, en los cuales algunas células del cerebro envían señales defectuosas, provocando espasmos musculares violentos y pérdida de consciencia.

La epilepsia se divide en focal, en la cual una parte específica del cerebro es afectada, o generalizada, donde las regiones del cerebro involucradas están mucho más expandidas.

No existe una cura para la enfermedad, pero los medicamentos pueden ayudar a evitar los ataques en algunos pacientes. Los fármacos comunes incluyen al divalproex sódico, la versión genérica de Depakote, de Abbott Laboratories y Trileptal, vendido por el laboratorio suizo Novartis AG.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, estudios recientes tanto en el mundo desarrollado como en los países en desarrollo demostraron que hasta el 70 por ciento de los nuevos diagnósticos en niños y adultos pueden ser tratados exitosamente con fármacos antiepilépticos.

Luego de dos a cinco años de tratamiento satisfactorio, los medicamentos se pueden retirar en el 70 por ciento de los niños y el 60 por ciento de los adultos sin recaídas.

Cerca de la mitad de los casos de epilepsia son focales, y en Gran Bretaña, donde se realizó el estudio de Duncan, la cirugía sólo está disponible para ese grupo de pacientes, a menudo cuando dos o tres tipos de medicamentos ya fracasaron.

El estudio, publicado en la revista médica The Lancet, siguió a 615 pacientes por hasta 19 años después de la cirugía.

La duración promedio de la epilepsia antes de la operación fue 20 años. Duncan y otros expertos dijeron que, a la luz de sus resultados, es importante mejorar las evaluaciones prequirúrgicas para que los candidatos a la cirugía puedan ser operados antes.

En relación a los costos relativos de los dos enfoques, Duncan explicó en una entrevista telefónica que en Gran Bretaña la cirugía supone un pago único de alrededor de 13.000 libras (20.000 dólares), mientras que la terapia con fármacos cuesta aproximadamente 1.000 libras (1.500 dólares) por año más los costos acumulables de la asistencia sanitaria.

(1 dólar= 0,634 libras británicas)

– Hospital Nacional de Neurocirugía de la University College London.

Proyecto PCNE©

Derechos Reservados

Anuncios