EXPLORANDO EL ESTRÉS EN LA PAREJA CON NIÑOS ESPECIALES ( I Parte)

“La familia es base de la sociedad y el lugar donde las personas aprenden por vez primera los valores que les guían durante toda su vida”.

Recibir la  diagnosis de un hij@ que requería cuidados especiales, a pesar de los sentimientos encontrados que suele presentarse, esta uno de los efectos más olvidados por muchas parejas que es el estrés.

Donde ambos sienten una gran presión, pero sobre todo miedo, miedo a que esta situación empiece a generar distanciamiento. La realidad es que cada pareja experimenta el estrés diferente, pero una cosa si es real, que la familia tiene que dejar a un lado aquello que en su momento disfrutaban sin ninguna complicación y en su presente todo eso se desvanece.

Porque la pareja tendrá que enfrentarse a una percepción nueva de la vida cotidiana, donde se ajustaran a una serie de responsabilidades nuevas, desafiantes y desconocidas.

A las semanas que siguen al diagnosis, los padres tiene una sola cosa en que pensar, que es el hij@ con necesidades especiales. Las necesidades de pareja con frecuencia quedan a un lado mientras le hacen el frente a la primera fase crucial y necesaria de los cuidados para el hij@.

Muchos padres olvidan el rol importante que tienen como PADRES. Pero a la vez, olvidan el rol importante que tienen como PAREJA. No es de extrañarse entonces que la pareja en si enfrentara situaciones llenas de tensión con el hij@ con necesidades especiales y es de esperarse que la satisfacción marital sea una de las más afectadas y en las que menos se pone la atención requerida.

Como seres individuales manejan a su modo las emociones que llegan a sentir, como la responsabilidad de la situación que a cada familia le toca vivir con un hij@ con cuidados especiales.

Por ejemplo: uno de los dos puede expresar abiertamente sus sentimientos, mientras que otro necesitara espacio para retirarse y analizar lo que sienta. Por lo regular los hombres les cuestan más trabajo expresar sus sentimientos, por lo tanto es de suma importancia reconocer y respetar la manera y diferencias de procesar los mismos. Por otro lado, las perspectivas sociales en muchas ocasiones influyen los roles de responsabilidades.

En mi experiencia en los grupos de apoyo muchas madres sienten que ELLAS TIENE QUE HACER TODO, SE SIENTEN PRESIONADAS, a seguir satisfaciendo las necesidades de sus maridos.

Por otro lado LOS PAPAS, me han comentado que ellos se sienten BAJO UNA PRESIÓN ENORME, DESDE CONTINUAR MANTENIENDO SUS FAMILIAS BAJO ESTA PRESIÓN Y APARTE TENER QUE LUCHAR CONTRA EL ESTIGMA DE SER DÉBILES Y ESTAR TRISTES POR LA DIAGNOSIS DE SUS HIJOS Y SI LE AGREGAMOS LAS EXIGENCIAS DE SUS MUJERES. Ellos están para colgarse del árbol más alto que encuentren. Porque ante las perspectivas sociales ellos tiene que ser fuertes, valientes y tener todo bajo control.

Aquí no se justifica o se trata de justificar los comportamientos, sino de ver las realidades por las que los papas suelen experimentar, la presión es una mala aliada para que los padres no puedan cumplir con las expectativas de lo que conlleva los cuidados de un hijo especial., y pasan a olvidar sus necesidades personales de expresión, conexión y la necesidad de pasar tiempo con su familia e hijos.

Y si le agregamos que esta clase de presiones como estrés se irá incrementando a como el hij@ vaya creciendo y mas la diagnosis que hayan recibido la situación no es nada fácil.

Proyecto PCNE©

Red Interactiva PCNE©

J.Meschwitz/L.Schz.

(Elaborado: 1999)

Derechos Reservados

Anuncios