Aumenta vertiginosamente en los EE. UU.gasto en la atención de la salud mental

PCNE13Información gubernamental reciente dada a conocer el miércoles señala que el gasto en enfermedades mentales en los EE. UU. aumenta mucho más rápido que el de cualquier otra categoría de atención de la salud.
El costo de tratar los trastornos mentales aumentó sustancialmente entre 1996 y 2006, de $35 mil millones (en dólares de 2006) a casi $58 mil millones, según el informe de la Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención de Salud, parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos.
Al mismo tiempo, según mostró el estudio, la cantidad de estadounidenses que buscó tratamiento para la depresión, el trastorno bipolar y otros problemas de salud mental casi se duplicó al pasar de 19 a 36 millones.
Las nuevas estadísticas les pisan los talones a un estudio dado a conocer el lunes que halló que el uso de antidepresivos entre los residentes de los EE. UU. casi se duplicó en un período similar, de 1996 a 2005.
El gasto en enfermedades mentales mostró un índice mayor de crecimiento durante el período de diez años analizado que los costos para la enfermedad cardiaca, el cáncer, los trastornos relacionados con el trauma y el asma.
Según el informe, el gasto en enfermedad cardiaca aumentó de $72 mil millones en 1996 a $78 mil millones en 2006, la atención del cáncer aumentó de $47 mil millones a $58 mil millones, los costos del asma aumentaron de $36 mil millones a $51 mil millones y los gastos de la atención relacionada con el asma aumentaron de $46 mil millones a $68 mil millones.
En cuanto a los costos por paciente, el cáncer fue el líder con $5,178 en 2006 (ligeramente más alto que los $5,067 de 1996), mientras que los costos para la atención del trauma y el asma aumentaron dramáticamente, de $1,220 a $1,953 y de $863 a $1,059, respectivamente.
Por otro lado, el gasto promedio por paciente para las afecciones cardiacas se redujo de $4,333 a $3,964. Y el gasto para los trastornos de salud mental disminuyó de $1,825 a $1,591.
En el estudio del lunes, publicado en Archives of General Psychiatry, los investigadores informaron que el 10.12 por ciento de los residentes de los EE. UU. a partir de los 6 años, unos 27 millones de personas, usaban antidepresivos en 2005, en comparación con el 5.84 por ciento, o 13.3 millones de personas, en 1996.
El aumento pareció abarcar a casi todos los grupos demográficos.
“Es una tendencia de veinte años, que es muy potente”, aseguró el Dr.Caine, presidente del departamento de psiquiatría y codirector del Centro para el estudio de la prevención del suicidio en el Centro médico de la Universidad de Rochester.

 

 

-Agency for Healthcare Research and Quality; August 2009, Archives of General Psychiatry; Eric Caine, M.D., chair, department of psychiatry, and co-director, Center for the Study of Prevention of Suicide, University of Rochester Medical Center, N.Y.
 
 
Grupo PCNE©
L.Schz.
Derechos Reservados

 

Anuncios